El consorcio de ECOVAL se reúne en Toulouse

 

El Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Toulouse (INSA Toulouse) acogió en la misma ciudad francesa este miércoles y jueves (23 y 24 de noviembre, respectivamente) la reunión de consorcio del proyecto Ecoval Sudoe con el fin de compartir y presentar los avances conseguidos hasta la fecha, así como de los siguientes pasos a cumplir.

 

El pistoletazo de salida fue a las nueve de la mañana, donde CETAQUA realizó una introducción y presentación del proyecto, así como su aportación al mismo desde una perspectiva biotecnológica para valorizar los residuos orgánicos. Posteriormente, el resto de actores (FEUGA, INSA TBI, NEREUS, USC BioGroup, ADTA, FPNCyL y Porto Ambiente) presentaron sus distintas contribuciones a Ecoval Sudoe hasta el mediodía, hora en la que hubo una pausa para retomar la actividad a la tarde.

 

El jueves el consorcio visitó la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ginestous (Toulouse) para observar de cerca el funcionamiento actual del tratamiento de los lodos de depuradora de la ciudad. Así mismo, se analizó su potencial de transformación en biofactoría, tal y como persigue el modelo de Ecoval Sudoe para promover una economía más sostenible y circular.

 

Esta reunión de consorcio es la quinta realizada por el proyecto, después de la última organizada en junio pasado en la ciudad de Porto con Porto Ambiente como anfitrión de la cita. En este tipo de eventos se generan sinergias entre los distintos agentes y son una pieza clave para el buen funcionamiento de todo tipo de proyectos, todavía más si cabe en el caso de Ecoval Sudoe debido a la multiplicidad de actores, intereses y desafíos a los que se enfrenta con el objetivo de promover un modelo de negocio circular y sostenible en un contexto de transición verde.

ECOVAL presenta su proyecto para LIFE ECODIGESTION 2.0

 

ECOVAL participó hoy en un evento organizado por la Fundación Finnova para el proyecto LIFE ECODIGESTION 2.0 en el marco de la Semana Europea de Reducción de Residuos. El objetivo principal de dicho evento es la difusión de proyectos y organizaciones comprometidas con el tratamiento de los residuos y la transición verde en Europa para concienciar sobre la gestión sostenible de los recursos y los residuos.

En el encuentro, que se desarrolló de manera telemática, Ecoval Sudoe expuso su proyecto, centrado en la valorización de residuos orgánicos urbanos para la producción de compuestos de alto valor añadido como los Ácidos Grasos Volátiles (AGVs), junto a otras iniciativas innovadoras. FEUGA, socio principal de Ecoval Sudoe encargado de la comunicación de este, participó también en la presentación de los proyectos BIOMASA CAP y BIOMASA AP, que buscan la valorización de residuos de biomasa a través de la producción de biocombustibles.

La jornada comenzó con la presentación por parte de LIFE ECODIGESTION 2.0 de su proyecto, que promueve la maximización de la generación de biogás y el aumento de la autosuficiencia energética de las depuradoras. Otros participantes por destacar del evento fueron G2G Algae, focalizado en el cultivo de microalgas como solución para la depuración de efluentes contaminados, o LIFE INFUSION, que se encarga a su vez de la recuperación de nutrientes, biogás y agua a partir de aguas contaminadas.

 

Finnova es una fundación europea que apoya la financiación de empresas, regiones o municipios y, entre sus áreas de especialización, incluye la gestión de aguas y residuos. En este contexto y como entidad coordinadora de LIFE ECODIGESTION 2.0, convocó a Ecoval Sudoe y a los proyectos innovadores mencionados anteriormente con motivo de la Semana Europea para la Reducción de Residuos. Dicha semana es el mayor evento de sensibilización sobre la prevención de residuos en Europa, por lo que tiene una importancia capital para la difusión de la actividad de Ecoval Sudoe.

La participación en eventos de esta índole refuerza la apuesta de Ecoval Sudoe por la cooperación y la transferencia de conocimiento con distintos agentes del sector biotecnológico especializado en el tratamiento de residuos y la valorización económica de los mismos, promoviendo la transición hacia una sociedad más sostenible y circular.

ECOVAL pone en el mapa el contenedor marrón

Ecoval Sudoe da un paso más en su compromiso con la implementación y la correcta utilización del contenedor marrón creando un mapa que permite visualizar los primeros contenedores de separación de la fracción orgánica instalados en diferentes ciudades de la Unión Europea. Esta herramienta es una nueva apuesta del proyecto por la divulgación y la concienciación ciudadana con relación a la importancia del reciclaje, y en particular del uso apropiado del contenedor marrón.

El “mapa del tesoro” es un instrumento lúdico con el cual se pueden visualizar geográficamente los contenedores marrones y nace gracias a la colaboración activa con usuarios de redes sociales. El objetivo de dicho mapa es el de difundir la evolución de la progresiva puesta en marcha del quinto contenedor y familiarizar al gran público con su presencia. El mapa permite además ver que el código de colores a veces varía siendo este contenedor azul o verde en ciudades como Londres o Oleiros.

En la web del proyecto se encuentran además otros materiales como vídeos y posters o una guía de buenas prácticas, que permiten a los visitantes resolver sus dudas sobre la correcta separación de residuos, también juegos interactivos para poner a prueba los conocimientos adquiridos.

El contenedor marrón empieza a abundar en las ciudades a raíz de la Directiva Europea de Gestión de Residuos, como pieza clave para poder reciclar la fracción orgánica de manera separada. Su implementación ha sido irregular hasta el momento, ya que no todas las ciudades presentan contenedores marrones, aunque deberá estar presente en todas las ciudades europeas para el año 2024.

La correcta separación de los residuos es de extrema importancia para proyectos como Ecoval Sudoe. Sin su correcta separación procesos innovadores como el que el proyecto pone en marcha no podría llevarse a cabo.

 

Campaña “Otro contenedor, ¡qué marrón!”

 

El “mapa del tesoro” es un elemento nuevo de la campaña “Otro contenedor, ¡qué marrón!”, puesta en marcha por la Fundación Empresa Universidad Gallega (FEUGA) para la Semana Europea para la Reducción de Residuos (EWWR) de 2021. La campaña se centró en concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la correcta separación de los residuos, con un foco especial para los orgánicos, en el contenedor marrón y el uso inapropiado del inodoro como papelera.

En junio de 2022, esta campaña fue galardonada en Bruselas con el Premio Especial Europeo en reconocimiento a su impacto, creatividad y carácter participativo. La Semana Europea de Reducción de Residuos es el mayor evento de sensibilización sobre la prevención de residuos en Europa, lo cual supuso un espaldarazo mediático importante para el proyecto Ecoval Sudoe y ratifica su buen hacer en el campo de la comunicación y la sensibilización ciudadana.

ECOVAL organiza una recogida de residuos en la Isla de Tambo dentro de la campaña Let’s Clean Up Europe 2022

El próximo día 15 de noviembre el proyecto ECOVAL SUDOE realizará una campaña de recogida de residuos en la que participarán estudiantes de 2º de la ESO del Colegio Los Sauces. La actividad se desarrollará en la Isla de Tambo (Poio, Pontevedra), con motivo de la Semana Europea de Reducción de Residuos y enmarcada en la iniciativa Let’s Clean Up Europe 2022, en la que se intenta limpiar el mayor número de enclaves del continente europeo a la par que concienciar a los ciudadanos sobre el volumen de residuos presentes en sus localidades. Uno de los objetivos que se pretenden de esta actividad desde ECOVAL es el de educar a las nuevas generaciones sobre la importancia del reciclaje y de conservar un ambiente sano y limpio, así como unir fuerzas entre distintos colectivos para generar sinergias alrededor del proyecto.

El evento, organizado conjuntamente entre FEUGA y CETAQUA con la colaboración de VIAQUA y el Concello de Poio dará comienzo a las 9:30 de la mañana y, después de la limpieza de la isla, los responsables de la actividad darán una charla sobre la importancia de la correcta separación de los residuos en origen y del contenedor marrón de materia orgánica, sin el cual el proyecto de ECOVAL no podría realizarse. En efecto, una buena separación de los residuos es capital para que proyectos de innovación y economía puedan llevarse a cabo, pues los residuos orgánicos y lodos de depuradora son la materia prima de la que se nutre el proyecto ECOVAL Sudoe, transformando estos residuos en productos de alto valor añadido como los Ácidos Grasos Volátiles (AGVs), valiosos recursos para la industria plástica y agroquímica.

De vuelta en tierra, se visitará finalmente la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Os Praceres (Pontevedra), que gestiona Viaqua, en la que se explicará a los alumnos el proceso clave de depuración de las aguas residuales urbanas, haciendo hincapié en la responsabilidad individual de cada ciudadano en este proyecto y las ventajas que este supone para la sociedad en su conjunto. Es de vital importancia que los más jóvenes conozcan este proceso y, en consecuencia, los problemas que se generan al arrojar residuos de manera incorrecta por el inodoro, como el atasco del alcantarillado y depuradoras o la degradación de la riqueza de los océanos.

Esta actividad se incluye en la campaña de sensibilización de ECOVAL relativa a la separación de residuos orgánicos dirigida a las nuevas generaciones, sumándose así a las realizadas anteriormente en seis colegios de Castilla y Léon por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, además de las cuatro llevadas a cabo por FEUGA y CETAQUA en cuatro centros de Galicia. De esta manera, ECOVAL alcanza la cifra aproximada de 450 alumnos concienciados sobre esta temática, acercando la ciencia a la ciudadanía y ayudando a construir un futuro sostenible basado en el principio de la economía circular.

ECOVAL participa en la Green Technology Expo ECOMONDO

 

ECOMONDO es una plataforma que pretende reunir todos los sectores de la economía circular para fomentar sinergias y colaboraciones, desde la recuperación de materiales y energía hasta el desarrollo sostenible. La exposición de ECOMONDO es el evento de referencia europeo para la innovación tecnológica e industrial en la cuenca mediterránea, organizado por Italian Exhibition Group (IEG), y contará con la presencia de ECOVAL.

 

Tendrá lugar en el expo centre de Rímini, entre el 8 y el 11 de noviembre. ECOVAL participará en ella con la presentación de un póster, que resume la actividad del proyecto centrándose en las tecnologías innovadoras que brinda para el reciclado y la valorización de residuos. También aporta información sobre la problemática de partida y cómo funciona el proyecto, quiénes son los socios y qué rol juegan en el desarrollo de este, o la financiación con la que cuenta y los resultados que se esperan.

 

La exposición agrupa sus temáticas en cuatro grandes bloques: residuos y recursos, agua, bioeconomía circular y recuperación de lugares contaminados y riesgo hidrogeológico. En el primero de ellos, centrado en la gestión integrada de residuos, la tecnología de procesado, el transporte de residuos y la maquinaria, es en el que se inserta el póster de ECOVAL. Su sesión lleva por título “Waste as Resources: Innovative technologies for recycling and recovery” y tendrá lugar el martes 8 de noviembre entre las 09:30 y las 17:30hrs. La aportación de ECOVAL convivirá con otras charlas y posters de otros proyectos europeos relacionados como BIOBESTicide, Circular Biocarbon, MED4WASTE o CISUFLO.

 

Liderando la transición ecológica.

ECOMONDO ofrece un amplio programa de conferencias, talleres y seminarios para presentar casos de éxito y tendencias nacionales e internacionales en economía circular, incluyendo, además de los campos mencionados, la construcción, los envases, la electrónica y la industria del automóvil. Apoyar el desarrollo de empresas sostenibles, fomentar la creación de redes en un ecosistema innovador y circular y proporcionar herramientas e información en normativas de investigación y desarrollo para las empresas existentes son sus objetivos centrales.

 

En la pasada edición, la exposición de ECOMONDO acumuló casi 70.000 asistentes de múltiples países y reunió a 1.116 empresas diversas en sus 500 horas totales de eventos, con gran repercusión en medios y redes sociales. En la edición de este año se dedican espacios especiales a las start-ups de innovación, en desperdicio de alimentos, la industria textil y la protección medioambiental.

 

La presencia de la Comisión Europea a través de distintos organismos relacionados se hace notar, disponiendo la exposición de un stand especializado y contando con la participación en varias actividades de CINEA, EISMEA y REA. Así, se brindará a los participantes la posibilidad de ponerse al día con las últimas oportunidades de financiación europea para la economía circular.

La campaña “Otro contendor, ¡qué marrón!” viaja hasta el CRA de Vilaboa

La campaña “Otro contendor, ¡qué marrón!” viaja de la mano de FEUGA hasta el CRA de Vilaboa

Tras la buena acogida de la actividad en el Colexio Mendiño, la campaña de ECOVAL “Otro contendor, ¡qué marrón!” se acerca de la mano de FEUGA hasta el CRA de Vilaboa, un colegio plurilingüe de infantil, con niños y niñas de entre 3 y 6 años.

Siguiendo con los valores de la Semana Europea de la Reducción de Residuos, en la que nació la campaña, y como parte de la celebración del Día Mundial del Reciclaje (17 de mayo), la actividad se centró en transmitir a los más pequeños la importancia de separar los residuos de la forma correcta para conseguir así un mundo más sostenible.

La implantación del contenedor marrón todavía no está extendida en todo el territorio europeo, pero en Vilaboa llevan separando los residuos orgánicos muchos años. El Punto Verde que gestiona el ayuntamiento se está convirtiendo en un referente a nivel provincial, siendo capaz de gestionar hasta 750 toneladas anuales de residuos orgánicos, sobre todo provenientes de podas y jardinería.

Ecoval se encargaró así de reforzar esta actitud positiva hacia el reciclaje en las aulas, explicando los procesos implicados en este tipo de economía circular y de qué manera puede colaborar cada individuo desde casa consiguiendo un beneficio colectivo mucho mayor.

Las actividades a llevar a cabo con el alumnado fueron eminentemente prácticas, favoreciendo un aprendizaje más efectivo. Una pequeña charla introductoria acompañada de vídeos de animación generó el contexto adecuado para pasar después a la acción. Como práctica, cada niño y cada niña recibió un residuo que deberá analizar y depositar en el contenedor correspondiente. Una vez estaban todos los residuos clasificados se vió si realmente los han clasificado correctamente, corrigiéndolo de forma conjunta y debatiendo lo aprendido.

Aprovechando la ocasión también se introdujo la importancia de evitar el desperdicio alimentario y de no utilizar el inodoro como una papelera, ya que muchos problemas ambientales se generan al tirar por la taza elementos como toallitas húmedas, bastoncillos o tiritas, entre otros.

Actividades como esta, en las que se informa sobre el reciclaje y la reducción de residuos desde las aulas son un elemento clave para crear adultos concienciados y acercarnos más al mundo sostenible que todos deseamos alcanzar.

 

ECOVAL Sudoe, la solución circular para destituir a los combustibles fósiles

Las industrias son cada vez más conscientes de la importancia de implementar políticas que respondan al contexto de crisis medioambiental al que nos enfrentamos, siendo “reducir, reutilizar y reciclar” las nuevas pautas a establecer en sus formas de operar. Muchas deciden implicarse y colaborar en proyectos de investigación capaces de desarrollar tecnologías innovadoras destinadas a aprovechar aquellos residuos, o recursos ya utilizados, para generar nuevos bienes, procurando alternativas más amigables para el planeta.

La urgencia por aplicar alternativas circulares en los procesos de producción para minimizar los perjuicios que estos puedan generar es una de las razones por las que empresas como Repsol, Fertiberia o Grupo Valora se han sumado a apoyar proyectos de I+D+i como los actualmente desarrollados en la biofactoría de Ourense, gestionada por Viaqua, con el fin de construir un futuro donde los combustibles fósiles dejen de ser imprescindibles.

ECOVAL Sudoe, liderado por Cetaqua, el Centro Tecnológico del Agua, y cofinanciado por el Programa Interreg Sudoe a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), es un proyecto que pretende ofrecer soluciones de real aplicación para las industrias químicas, petroquímicas y de fertilizantes. “Los procesos de depuración de aguas residuales generan grandes cantidades de fangos. Estos se han visto tradicionalmente como un residuo a eliminar, sin embargo, en el proyecto ECOVAL demostramos que pueden ser un producto a partir del cual se generan materias primas de alto valor añadido que tienen potencial de aplicación en la industria química y petroquímica para producir compuestos como lubricantes, bioplásticos, pinturas o adhesivos.”, explica Antón Taboada, Project Manager del proyecto en Cetaqua Galicia.

“Cetaqua está desarrollando un magnífico trabajo en la optimización del ciclo integral del agua y en la conversión de las depuradoras en biofactorías”, indica Enrique Espí, científico investigador senior del Centro de Tecnología de Repsol, socio del proyecto europeo.

Desde Repsol, entidad asociada al proyecto, afirman estar “especialmente interesados” en la utilización de los fangos de depuradora como “materia prima alternativa y renovable” para poder aplicar en la fabricación de sus materiales plásticos, apunta Espí, quien considera especialmente destacable la tarea de transformación de los lodos que se consideraban un “residuo a eliminar» en un “nuevo recurso”, acción alineada con uno de sus  grandes retos: «obtener cero emisiones netas en el año 2050”, añade.

Los sectores especializados en la producción de fertilizantes son también uno de los potenciales destinatarios de los subproductos generados en ECOVAL. Es el caso de Fertiberia que tiene por objetivo desarrollar nuevos productos que integren nutrientes recuperados a partir de bio-residuos. De este modo, la jefa de proyectos de I+D+i de Fertiberia, María Cinta Cazador, concibe el proyecto  ECOVAL como una posibilidad de “avanzar en este camino”, constituyendo un ejemplo donde “la viabilidad y comercialización de las soluciones propuestas han tenido en cuenta la participación de esta parte final de la cadena de valor” y donde “todas las partes se retroalimentan y benefician”, señala.

Por otro lado, Valentín Jiménez, Consejero y Director Gerente del grupo de Grupo Valora, empresa especializada en servicios y productos del sector agropecuario y otra de las interesadas en el aprovechamiento de estos biorresiduos para aplicar a su modelo de negocio, explica que apostar por “proyectos que hagan de esto una realidad tangible, constituye una de las formas más eficaces para luchar activamente por la conservación de nuestro entorno, no solo a nivel ambiental, sino también social y económico”.

“Siempre hemos entendido un lodo de EDAR como un recurso que, bajo un control exhaustivo y una transformación necesaria, puede convertirse en productos de alto valor añadido con un enorme mercado potencial; más si cabe en nuestro país, cada vez más afectado por la pérdida de materia orgánica de nuestros suelos.” Explica Valentín Jiménez.

Sobre el camino que se está trazando actualmente para establecer modelos más circulares, Enrique Espí, de Repsol, hace referencia a un contexto actual en el que el sector energético se enfrenta a “nuevos desafíos, pero también a nuevas oportunidades donde la colaboración público-privada va a ser fundamental”.

De la misma forma, María Cinta Cazador, de Fertiberia, destaca la importancia de forjar alianzas que permitan avanzar considerando que “hay grandes dificultades técnicas para alcanzar un modelo de gestión que alcance el óptimo medioambiental y sea económicamente viable”. Por ello, explica, “es fundamental la colaboración entre las mismas, los organismos de investigación y los usuarios finales, en este caso, la industria de los fertilizantes”, concluye.

7 de abril: «De depuradoras a biofactorías: el potencial del agua en la economía circular»

Después del aplazamiento en enero, vuelve el evento: “De depuradoras a biofactorías: el potencial del agua en la economía circular” organizado por Cetaqua FEUGA en el marco de los proyectos de innovación Ecoval Sudoe y WALNUT. El día 7 de abril se llevará acabo tanto en formato presencial como online.

Este encuentro tiene como objetivo explorar el concepto de biofactoría y presentar los avances técnicos de ambos proyectos. Además, se debatirán las barreras sociales, legales y de mercado para la valorización de productos de alto valor añadido para la agricultura y la industria, como los lodos o los biofertilizantes obtenidos de los flujos residuales de las plantas de tratamiento de aguas urbanas.

Aquí puedes consultar el programa completo del evento, que se extiende desde las 10.00 a las 17.00 horas, con ponencias y mesas redondas para reflexionar sobre el valor esencial que juega el agua en la transición hacia una economía circular. Los bloques en los que se divide la jornada son:

  • Bloque I: pasado, presente y futuro de las biofactorías
  • Bloque II: barreras legislativas/transferencia para la implantación de biofactorías
  • Bloque III: usuarios finales de subproductos de biofactorías
  • Bloque final: mesa redonda

Tras una mañana de debate y participación, se realizará una pausa para la comida y a las 15:30 se llevará a cabo una visita a la biofactoría de Ourense, en donde se podrán conocer los distintos procesos de tratamiento del agua.

El evento también será retransmitido por Zoom con traducción al inglés. El aforo del evento tanto presencial como virtual es limitado, y la inscripción se cerrará cuando se alcance el número máximo de participantes. No te lo pierdas, ¡inscríbete aquí!

El contenedor marrón llega a los colegios de Ourense de la mano del proyecto Ecoval Sudoe

  • El Concello de Ourense y Viaqua promueven la participación de un colegio orensano en el proyecto ECOVAL para la revalorización de sus residuos orgánicos
  • El CEIP de Seixalbo aportará los residuos de su comedor escolar a la planta piloto ubicada en la EDAR de Ourense

El proyecto Ecoval Sudoe, Estrategias de coordinación de gestión y valorización de fangos y residuos orgánicos en la región SUDOE, entra este 2022 en una nueva fase. Tras demostrar con éxito la tecnología de conversión de fangos de depuradora a ácidos grasos volátiles, compuestos que se convierten en productos como pinturas, lubricantes o adhesivos en la industria química y petroquímica, la Estación Depuradora de Agua Residuales (EDAR) de Ourense cambiará ahora de materia prima para valorizar residuos orgánicos recogidos selectivamente, que procederán de los contenedores recientemente instalados en el colegio de Seixalbo, Ourense.

El comedor del colegio se convierte así en suministrador de biorresiduos con la que operará la planta piloto con el fin de obtener ácidos grasos volátiles. Así, el centro se involucra también en la campaña de educación ambiental “Otro contenedor, ¡qué marrón!”, cuyo objetivo es concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de la correcta separación de los residuos, con énfasis en el quinto contendedor y las características de los residuos orgánicos. El CEIP Seixalbo, es un centro público del ayuntamiento de Ourense muy implicado en la concienciación medioambiental de su alumnado, con la organización de talleres sobre la separación correcta de residuos, la creación de un huerto escolar, actividades de compostaje y ahora la participación en este proyecto europeo de investigación.

Representantes de Cetaqua, líder del proyecto, de la Concejalía de Educación del Concello de Ourense y de Viaqua, acudieron en persona al centro para presentar el proyecto y sentar las bases de la colaboración. El Concello de Ourense y Viaqua, socios asociados del proyecto, apoyan e impulsan la iniciativa, posicionando a la ciudad de Ourense, y en especial a su depuradora, como un referente absoluto en biofactoría, con la apuesta por el desarrollo de tecnologías verdes y la economía circular.

Castilla y León, representada en el proyecto a través de la Fundación Patrimonio Natural, junto con el Ayuntamiento de Palencia y Aquona, quienes también respaldan la iniciativa, también se involucrarán en el suministro de residuos orgánicos a través de colegios, para concienciar sobre la importancia del cuidado del medioambiente e impulsar a su vez el modelo de biofactoría.

Importancia del enfoque Ecoval

En la región Sudoe, que abarca las comunidades autónomas españolas (excepto Canarias), las regiones del sudoeste de Francia, las regiones continentales de Portugal, Gibraltar y el Principado de Andorra, cada individuo genera 136 kg de residuos orgánicos al año. Se alcanza así la generación de 11 millones de toneladas de residuos orgánicos anuales, 9 de los cuales son restos de comida. Actualmente, el 65% de estos residuos orgánicos se incineran o depositan en vertedero, debido a una baja implantación de la recogida selectiva.

Desde su inicio en noviembre de 2020, el proyecto Ecoval prepara el terreno para la llegada del contenedor marrón que, a finales de 2023, deberá estar implantado en todas las ciudades europeas. Gracias al enfoque promovido por el proyecto, los biorresiduos serán devueltos al ciclo económico contribuyendo al objetivo fijado por la Unión Europea de reciclar el 65 % de los residuos municipales para el año 2035.

Además de los socios previamente citados, participan en este reto la Universidad de Santiago de Compostela, la Fundación Empresa-Universidad Gallega, el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Toulouse, Nereus, Aguas do Tejo Atlantico y la Empresa Municipal de Ambiente do Porto. El consorcio, cofinanciado por el Programa Interreg Sudoe a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, cuenta además con el apoyo de 31 socios asociados.

Ecoval se une a la red del Biorefine Cluster Europe

Ecoval Sudoe es, a partir de ahora, miembro del Biorefine Cluster Europe, una red europea que interconecta proyectos y personas en el campo de la recuperación de recursos de base biológica, esforzándose por contribuir a una gestión más sostenible de los recursos.

Fundado durante el proyecto Interreg NWE Biorefine (2011-2015), coordinado por la Universidad de Gante, ECB incluye varios proyectos que abordan temas similares como la recuperación de agua, la recuperación de nutrientes, los biomateriales y el diseño ecológico, la evaluación de la cadena de valor, la extracción y el uso de bioquímicos o la bioenergía renovable.

Formar parte de este programa significa unirse a un bioclúster europeo muy activo, compuesto por más de 27 países, 30 miembros de proyectos, 750 expertos y 250 organizaciones diferentes.

Los objetivos del clúster de biorrefinería ayudarán a alcanzar los objetivos de comunicación y difusión de Ecoval. La pertenencia a esta agrupación ofrece una gran oportunidad para el proyecto en términos de visibilidad, impacto, contribución a la política, desarrollo de sinergias, optimización de recursos y creación de redes.

Al mismo tiempo, el proyecto Ecoval y sus socios también contribuirán al éxito de los objetivos generales del clúster y al desarrollo de sistemas de economía circular en Europa.

¡Échale un ojo a la página de Ecoval Sudoe en la web del BCE y sigue al BCE en Twitter y LinkedIn!